HISTORIA DEL MEDICAMENTO

 

Register
Sábado Junio 24, 2017

Autor: Félix Castañón

 

 

Allá a primeros del siglo XX, pocas medicinas había, así que lo que había servía para todo, como estos parches del dr.Winter, fabricados por the Winter´s en Nueva York, también llamada “bayeta encarnada del dr.Winter”, que lo mismo te curaban un dolor de garganta, que el reumatismo, o una neuropatía, o como dice cualquier mal de los poros de la piel. Milagroso era desde luego, pero eso sí, en aquella época vivían muy malamente. Hay que ver.

Así se anunciaba en “el Guadalete”, periódico politítico-literario, allá por 1908:

“Los emplastos perforados americanos de fieltro rojo deldoctor Winter, infunden una saludable corriente eléctrica por todo el sistema, e instantáneamente mitigan los dolores, tranquilizan los nervios, fortalecen los órganos digestivos debilitados y devuelven a los enfermos a salud.

Estos emplastos son especialmente útiles para fortalecer los delicados músculos dorsales de las señoras, en sus períodos mensuales.

Los emplastes de fieltro rojo del Dr. Winter, son los únicos, verdaderos y eficaces.

Cuidado con las imitaciones. Exíjase siempre la marca del Dr. Winter.

Cura como por encanto. Boticas y droguerías”.

3000 Caracteres restantes