HISTORIA DEL MEDICAMENTO

 

Register
Domingo Agosto 20, 2017
Autor: Félix Castañón
 
Hay quien dice que la Aspirina fue el invento más importante de la historia de la Medicina por su potencia como analgésico, antipirético, antiinflamatorio y por su eficacia para prevenir riesgos cardiovasculares. Aunque yo no deje de mirar de reojo la Penicilia, no hay duda que se trata de la Coca-cola de la Medicina, del Producto más mediático: En el Guines se certifica como el fármaco más consumido del mundo (nada menos que 50.000 toneladas al año), Amstrong, Aldrin y Collins la llevaron a la luna, estrella en un sinfín de obras literarias (Ortega y Gasset denominó la época como la era de la Aspirina), Gabriel García Márquez escribía en Crónica de una muerte anunciada: “La había despertado cuando trataba de encontrar a tientas una aspirina en el botiquín del baño", Ramón Gómez de la Serna escribía en Greguerías: “La luna es la pastilla de aspirina que de vez en cuando…”. En Estados Unidos, el libro “La guerra de la aspirina” llegó a ser un best-seller. Asimismo Woody Allen realizó, en 1969, la película “Aspirina para dos”, es además aceptado en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española y para terminar la revista Newsweek, la considera entre los 5 inventos del siglo XX, junto con el automóvil, el foco, el teléfono y el televisor , razones todas de peso que hacen que sea indiscutible su liderazgo. La paradoja de todo esto es que si la Aspirina se inventara hoy, al menos en España, sería más que probable que con los filtros que tenemos en la legislación del Medicamento, no podría ser comercializada.   Si queremos hablar de la Aspirina deberíamos remontarnos unos 4.000 años atrás, tiempo en que los Sumerios ya utilizaban la hoja de sauce para los dolores de cabeza. Unos siglos más adelante Hipócrates ya utilizaba infusiones de sauce blanco para bajar la fiebre y tratar los reumatismos. Es ya en el s.XIX cuando se extraen de la corteza del sauce (Salix alba) los cristales de salicilina y el químico de Estrasburgo Gerhardt en 1853 intenta llevar a cabo en el laboratorio la acetilación de la Salicilina pero muere sin poder demostrar sus propiedades. En 1859 Kolbe consiguió la síntesis química del ácido salicílico aunque presentaba un excesivo amargor además de serios problemas estomacales. Es Félix Hoffmann, químico Alemán, quien logra producir el ácido acetil salicílico minimizando los problemas de su antecesor el ácido salicílico (hay quien cuestiona que fuera Hoffman el descubridor y que solamente cumpliera órdenes de su director químico en la Bayer Arthur Eichengrün acerca de que redujera los efectos indeseables que presentaba el ácido salicílico). Es la Bayer quien en 1899 lo comercializa con el nombre de Aspirin. Como anécdota añadir que no es hasta 1908 cuando es comercializada en Francia por la Empresa Usines du Rhöne y a España llega en los años 20 y es en la calle Regomir de Barcelona donde se fabrica a partir de la materia prima llegada de Alemania que debía ser triturada y posteriormente fabricadas las pastillas de manera artesanal.   En la primera  foto la primera Aspirina fabricada en Alemania, otra foto de la comercializada en Francia por Usines du Rhone y el clásico tubo de Aspirina de mediados del s.XX comercializada en España.

3000 Caracteres restantes